fbpx

El Cacao

Por Ana Crisstell Martínez Ovando

El Cacao - Fruto
1. Fruto del cacao abierto, se aprecian las semillas cubiertas por una carne blanca que se llama “baba blanca”.

El cacao; una de las maravillas de México es ser un país con gran diversidad cultural, misma que es expresada y transmitida de generación en generación a  través de mitos y leyendas, esto hace que al hablar de nuestras  raíces los relatos estén llenos de misticismo.

Las leyendas

Una de estas leyendas nos  habla sobre los orígenes del cacao.

Allí se cuenta como uno de los dioses más representativos de nuestra cultura nos regaló un grano sagrado.

“Cuenta la leyenda que Quetzalcóatl descendió un día con los toltecas haciéndoles algunos hermosos regalos.

Los hizo dueños del maíz, el frijol y de la yuca con los cuales pudieron estar bien alimentados y emplearon sus horas en estudiar y se convirtieron en grandes arquitectos, magníficos escultores y finos trabajadores de la artesanía y como los amaba tanto decidió darles una planta que había robado a los dioses, que eran sus hermanos de la cual sacaban una bebida que era solo digna de ellos.

“Quetzalcóatl sustrajo el pequeño arbusto de hojas rojas y lo plantó en los campos de Tula y pidió al dios Tláloc que lo alimentara con la lluvia y a Xochiquetzal que lo adornara con sus flores.

Con el tiempo este sagrado arbusto dio frutos. 

Los enseñó a recogerlos, tostarlos, molerlos y a batirlos con agua en las jícaras, obteniendo así el chocolate, el cual sólo era para los sacerdotes y los nobles, es decir, una bebida sagrada, exclusiva de la élite, sin embargo, gracias a Quetzalcóatl, llegó a todo el pueblo.

Esto despertó la furia de los dioses quienes juraron venganza contra Quetzalcóatl y los toltecas.

Un día, uno de los dioses disfrazado de mercader le ofreció a Quetzalcóatl una bebida llamada tlachihuitli (pulque) con la cual le prometió olvidaría todas sus penas.

La bebió y se embriagó, actuando de una manera deshonrosa delante del pueblo.

A la mañana siguiente  despertó con gran malestar y dolor de cabeza. Se dio cuenta de la deshonra que habían preparado los dioses en su contra y fue tanta su vergüenza que decidió marcharse para siempre.

“A su partida, llorando, observó que todas las plantas del cacao se habían secado, convirtiéndose en huizaches.

Una vez estando en Neonalco (ahora tabasco) arrojó unas últimas semillas de cacao que florecieron bajo su mano y subsisten hasta nuestros días”.1

El cultivo de cacao.

El comienzo del cultivo del cacao se sitúa en nuestro país y en otras zonas de América Central.

Se cree que fue la civilización olmeca, en el año 1,500 a 400 a. C. la primera en descubrir el sabor del cacao y en comenzar a cultivarlo.3

Este dato es de suma importancia ya que bien sabemos que esta civilización se asentó principalmente en territorio tabasqueño.

Posteriormente, con la cultura maya, el cacao tuvo su mayor auge.

——-
3 Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. (2021, 2 septiembre). Cacao, cultivo con historia tangible en nuestro presente. Gobierno de México. https://www.gob.mx/agricultura/articulos/cacao-cultivo-con-historia-tangible-en-nuestro-presente

2. Despulpado del cacao. En este proceso el cacao es remojado en agua para retirar la pulpa que cubre los granos (mucílago).

En la actualidad

Tabasqueña de nacimiento, de abuelos originarios de Jalpa de Méndez, municipio de Tabasco, una de las principales actividades que nos ocupaba a la mayoría de los nietos en nuestros periodos vacacionales era la de llegar a casa de la abuela Petrona y el abuelo  Lázaro a jugar y cosechar cacao, pimienta, mango, gogo, grosella, coco, caimito, una gran cantidad de frutos y demás maravillas.

Sin percatarme, estuve rodeada de grandes riquezas y de muchos conocimientos por parte de los abuelos y de la propia naturaleza, tal como la leyenda lo dice; el dios Quetzalcóatl nos bendijo con riqueza y sabiduría.

Después de la partida de mi abuela, la hacienda quedó abandonada. Hace cuatro años junto con mi esposo, nos iniciamos en el mundo del café, abrimos una barra de café de especialidad y poco tiempo después, hice una retrospectiva, recordé todo lo que en el cacao viví y decidimos echar un nuevo salto en el mundo del cacao; y digo decidimos porque mi esposo ha sido parte de esta aventura.

Algo que va mucho de la mano son precisamente el cacao y el café; bebidas deliciosas con mucha historia y mucho valor cultural.

En este reencuentro con el cacao

¿Con qué nos encontramos?

Principalmente con mucho trabajo por hacer, pero también con muchas ganas de hacerlo.

La ahora pequeña hacienda de la abuela necesitaba renovarse y eso llevaría tiempo, por lo que decidimos recorrer comunidades de diferentes municipios productores de cacao en el estado y tomar cursos sobre cómo trabajarlo adecuadamente para realizar chocolate.

En este andar, hemos aprendido mucho sobre las diferentes producciones y la importancia de éstas, por ejemplo, ¿Sabías que la pimienta gorda es originaria de México y que México por muchos años fue el principal productor de pimienta gorda (pimienta Tabasco) en el mundo?

La pimienta es una producción secundaria al cacao, ya que se usa para darle sombra dentro del sistema agroforestal que se necesita para su buen desarrollo, así como el achiote que se utiliza por sus propiedades naturales para repeler ciertas plagas que atacan al cacao, y la vainilla que ayuda a atraer los insectos polinizadores.

Hay muchas otras variedades de plantas que podemos mencionar, pero estas tres forman parte de lo que se le conoce como la triada del chocolate, ingredientes que antiguamente se mezclaban con el cacao para elaborar la antigua bebida de los dioses.

Y así es como inicia nuestra aventura en el mundo del chocolate, seguiremos acumulando experiencias y conocimientos que poco a poco compartiremos con ustedes.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search