fbpx

Café Quintal

Por J. Ortiz Gutiérrez

Café Quintal templo del culto al café azteca de especialidad, cuya barra se encuentra ubicada en Tepotzotlán es referente de los amantes del café por su compromiso con la cultura, saber y disfrute de esta bebida desde hace dos décadas, como lo refleja la dirigente del negocio, María del Carmen Santiago Neri.

 

San Martín Tepotzotlán, Estado de México.- El gramaje es fundamental al momento de preparar una taza de especialidad; la cantidad exacta de café molido permite
potenciar al máximo sus virtudes, aromas y perfiles.

Desde luego, en el comercio del aromático se establece el quintal como la medida de compraventa; de este concepto básico para la industria nace el nombre de la barra que en esta edición visitamos: Café  Quintal, en la que atiende su cofundadora y directora general, María del Carmen Santiago Neri.

La colonial y turística ciudad mexiquense (que alberga al
Museo Nacional del  Virreinato), ofrece el ambiente ideal para que este negocio destaque y tenga una clientela fiel que acude a disfrutar las preparaciones que enaltecen al café mexicano de especialidad; ahora, ¿cómo nace Café Quintal?

Habrá que remontarnos a los primeros años del naciente Siglo XXI.

“Tenemos más de 20 años de servir y promover el consumo
del buen café.

Café Quintal - María del Carmen Santiago Neri
María del Carmen Santiago Neri

Iniciamos en el año 2000, inquietos por aprender y compartir nuestra emoción por el café y todo lo que de él emane, desde los granos de café, productores, catadores, equipos y competencias.

Para nosotros, todo lo que aprendíamos nos resultaba emocionante y ese sentimiento lo tratábamos de replicar a los clientes a través de una taza, la historia que tenía detrás y cómo ese café nos atrapaba a nosotros.

Es simplemente emocionante”, comenta María del Carmen.

Catálogo de Café Quintal

Café Quintal además de la oferta de cafés de especialidad, también tiene un catálogo de granos convencionales, ya que
la idea es brindar la mejor experiencia a cualquier paladar; en palabras de María del Carmen, “servimos café rico, pequeños apapachos y bebidas de autor (desarrollos de la casa), para el público en general y quienes gustan del café como una especialidad, damos acompañamientos de alimentos preparados y repostería.

Por ello, los encuentros vecinales y la conversación son los clásicos de la casa”.

Bajo esa premisa que los ha acompañado desde sus primeros días, privilegian el trato servicial como sello de distinción.

Sobre su mercado

La propietaria recuerda que fueron sus macciatos los que enamoraron a sus clientes, así que es el sello del negocio, pero otra preparación especial gana adeptos sobre todo con los nuevos comensales, el Latte Quintal, así como los filtrados, el chai de la Casa y su línea de repostería para acompañar las bebidas.

A pregunta expresa de cuál es el sello distintivo de esta barra, la directora sin dudar nos responde: “Nuestro equipo nos denominamos Quintalescos, lo integran chicos en constante formación y que inspiran a más gente a probar el café de alta calidad, además cuidamos la trazabilidad con la que trabajamos y por ello  mantenemos altos estándares en la selección del café que adquirimos desde la selección  del productor, el cual vemos que se encuentre dentro de la categorización de granos de especialidad.

También cuidamos el tueste, buscamos potenciar cada grano de acuerdo con sus atributos y por ello lo catamos para dar el seguimiento a su calidad; cuidamos de su almacenaje para su conservación y ya en la barra, perfilamos el café para su
uso y consumo adecuado a la preparación, de ahí obtenemos calidad de las notas que se perciben, destacan  principalmente los afrutadas, achocolatadas y florales, que dan una taza balanceada” apunta Santiago Neri.

Valores de Café Quintal

Otros valores que Café Quintal destaca es la capacitación permanente y evaluación a su equipo de baristas y meseros, así como la perfecta calibración de las máquinas, ya que es de suma importancia para la exacta extracción del café y que va de la mano con la molienda.

Por tanto, han logrado estandarizar sus procesos y contar con recetas propias para cumplir a cabalidad con este concepto y dar el mejor servicio al cliente.

Para cumplir esta premisa, María del Carmen debe estar atenta a las innovaciones que surgen en las barras cada cierto tiempo.

En estos días lo que más le ha llamado la atención es la tecnología que se aplica en el tostado, ya que es un elemento clave para lograr servir una excelente taza.

Bebidas de temporada

En ese sentido, las bebidas de temporada se han vuelto en un plus del menú de Café Quintal que los consumidores piden con gusto.

Todo ello, aunado a otros valores en la atención y servicio, han consolidado la presencia de la barra entre la competencia en toda la ciudad colonial.

“Fuimos pioneros en  Tepotzotlán en el envío a domicilio, en los que cuidamos que todos los embalajes generaran un bajo impacto ambiental y lo hicimos tendencia; desarrollamos en conjunto a las dos empresas locales de envíos una logística que nos permitió llegar a cada casa, ya sea en auto, bici, a pie o moto.

Esto fue un verdadero disfrute, poder saludarlos sobre todo en momentos tan críticos como la pandemia del COVID-19, fuimos cuidadosos para velar por la integridad de nuestro equipo, clientes, amigos y vecinos.

La contingencia nos acercó más, nos permitió tener una relación más íntima y creó momentos invaluables en tiempos donde necesitábamos menos miedo y más cercanía”, reflexiona María del Carmen.

Los primeros pasos

Ese sentido de cercanía existe en Café Quintal prácticamente desde que abrió sus puertas dos décadas atrás y por eso, no sorprende que desde el primer momento le han dado una asesoría integral a sus clientes para que aprendan a apreciar el café de especialidad mexicano por su calidad, sabor e impacto favorable al productor, que además de generar fidelidad, extiende la cultura cafetalera:

“Apenas comenzamos en el café en el año 2000, involucramos a la familia, los amigos y los clientes de la Cenaduría, nuestra primera casa, a saber más del café; allí compartimos el gusto por beber espresso y eliminar el azúcar del americano.

Buscamos en cada momento el acercamiento, así como el desarrollo de cursos de iniciación a esta bebida. Creo hemos logrado mucho”, asevera.

Si gusta de ciudades que ofrecen una combinación perfecta de actividades culturales y turísticas, acuda a Tepotzotlán y ya ahí, visite Café Quintal, templo del saber y del compartir aromático de calidad.

Su anfitriona, María del Carmen Santiago Neri y el equipo de baristas, tostadores y meseros, los esperan para intercambiar experiencias.

“Para mí, el café es la oportunidad de ser anfitrión del mundo a través de una taza; es el mejor pretexto para el encuentro memorable”.

Café Quintal

¿Te gustaría recibir más historias como estas en tu email?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

About Author /

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search