fbpx

Aprender te permite brindar mejor servicio y mejores tazas: Claudia Ivette García

Aprender te permite brindar mejor servicio y mejores tazas: Claudia Ivette García

Barista con una década de experiencia, barista/bartender en la barra de Felina Cóctel-Bar, su filosofía laboral y de vida: ser una profesional siempre abierta a aprender y mejorar.

Cauida Ivette García es colaboradora en Felina, un cóctel-bar que cuenta con barra de especialidad, donde muestra su pasión y entrega en la preparación de tazas y bebidas con los mejores aromáticos a su alcance.

A la fecha cuenta con una década de experiencia adquirida en tres barras de renombre (Passmar, Memorias de un Barista y Panadería 2-20) en las que obtuvo la destreza para desarrollar su actividad, entre las que destacan el constante aprendizaje, compartir con el cliente la cultura de los cafés diferenciados y el servicio de calidad en todo momento.

Clauida Ivette García
Claudia Ivette García

Platica con El Café De Mi Tierra Revista:

Platica con El Café de Mi Tierra Revista sobre su camino en este fascinante universo del café y admite que al principio, entender el concepto de “barista” y todo lo que conlleva, le costó trabajo.

“Al principio me resultó un poco difícil retener y 
entender toda la información en torno a una barra y el café, ya que es un tema muy extenso que si bien parece muy sencillo, desde la preparación de bebidas hasta el conocimiento y trazabilidad del grano, adquieres mucha dedicación y práctica. Afortunadamente ya hay más información, videos y cursos para apoyar a los nuevos baristas en su profesionalización” admite Claudia.

Pero, ¿cómo llegó al café de especialidad? Si, como suele pasar en estos casos, por casualidad: “Como pasa con la gran mayoría de las familias mexicanas, bebes café aunque sea de mala calidad; yo tuve un novio de hace 10 años, pensábamos abrir una cafetería pero al comenzar a conocer del tema, nos enteramos del concepto de cafés  diferenciados y de la nada comencé a complementarme en el tema, a saber más del grano de calidad y a capacitarme. Así llegué a este maravilloso mundo. Obviamente nunca pusimos la cafetería, pero este camino lo voy disfrutando cada día más y más”.

Claudia preparando café en un V60

Particpando en las competencias:

Animada por lo aprendido, Claudia Ivette decidió participar en la Competencia Mexicana de Brew Bar 2018, donde se ubicó décima; recuerda con emoción sobre todo su etapa de  reparación previa a la competencia, donde adquirió mucho aprendizaje y una perspectiva diferente de la preparación de bebidas.

“Con la información que adquieres te hace buscar la preparación perfecta y sacar lo mejor de cada grano. Lo curioso es que antes de concursar, había sido coach para la competencia de baristas y arte latte, en las que también se aprende muchísimo a trabajar en equipo, a motivar y ser apoyo para quién esté al frente del escenario.

Además, ya había intentado participar en 2015 
pero no clasifiqué en la preselección, pero fui invitada a calibrar jueces y ser voluntaria; sin duda ha sido una de las mejores experiencias para mí, ya que vi el gigantesco esfuerzo y logística que hay detrás de las competencias.

La pasión y entrega de los voluntarios es increíble y en lo particular pude calibrar a los jueces de brew bar y baristas, me encantó porque pude preparar bebidas para Sonja Grant, a quien admiro infinitamente”.

La certificación como Q Grader:

Luego de la experiencia vivida en las contiendas para profesionales del café, Claudia Ivette desea ampliar sus conocimientos y apunta en el mediano plazo certificarse como Catadora Q Grader, pero mientras emprende ese nuevo reto, por ahora expresa que el mejor aliado del barista es preguntar, porque de esa manera amplían su conocimiento y mejoran tanto de manera profesional como personal: “Claro que me gustaría proponer a mis colegas que no se queden con dudas de nada, que prueben y experimente en todo momento, probablemente aprenderán nuevas maneras de preparar bebidas y eso contribuye a ser más profesional y brindar un mejor servicio”

Y al hablar de bebidas, para Clau sus preferidos son el Flat White y Macchiato doble, que no sólo disfruta en sus pausas laborales, sino también prepararlos a la clientela, a las que siempre procura dar el mejor servicio: “Es muy importante atenderlos con calidad y calidez; después de contar con un buen café, la atención para mí es lo segundo más importante en el negocio, generarles una buena experiencia, esto hace que las personas regresen, disfruten y valoren lo que la barra les ofrece”.

En ese sentido, Claudia Ivette da una importancia suprema al café que sirve en la barra; acostumbra contactar a través de redes sociales con varios productores, pues para ella es de suma importancia conocer e involucrarse con quienes trabaja el café desde su origen; ya tuvo la oportunidad de visitar finca El Equimite, de Naolinco, Veracruz y espera pronto acudir a más cafetales, en particular el Micro-beneficio La Joya de Samuel Ronzón, en Veracruz y muchas más cercanas en el Estado de México. Esa actitud de involucrarse y ser proactiva procura aplicarlo en toda actividad ya que considera, nunca se deja de aprender; en sus palabras: “el conocimiento siempre enriquece”.

Aprender te permite brindar mejor servicio y mejores tazas: Claudia Ivette García

Claudia Ivette haciendo latte

 

Más de una década de experiencia:

A una década de su actividad como barista lo que más aprecia en su trayectoria es la calidad y calidez de la gente que ha conocido y le han ayudado a crecer en su profesión, como Sylvia Gutiérrez, Adriana Hid o Paty Torres, quienes le han inyectado el entusiasmo y compromiso de crecer, dar calidad y apoyar al consumo del café diferenciado.

Un punto de reflexión en la charla es la situación laboral de los baristas en general; para Claudia, un punto de referencia para mejorar no sólo en lo económico sino en su desarrollo profesional es la capacitación constante pero sobre todo, correcta: “Debemos ser honestos en cuanto a las condiciones laborales, si cuentas con una correcta capacitación, tendrás más chances de crecimiento, pero a la par, las barras deben dar opciones y oportunidades de desarrollo, será en beneficio de todos”.

Llega la hora del cierre de esta plática. Claudia Ivette García se despide de nuestros lectores con una sonrisa y esta reflexión que es reflejo claro de su filosofía laboral y, seguramente, también de vida: “Trabajar con café es algo maravilloso, conoces a muchas personas interesantes y entregadas a mejorar la industria. Pero también hay que comprometerse a apoyar, a crecer y capacitarse para lograr que toda la cadena tenga mayor proyección. Y muchas gracias por el espacio, El Café de Mi Tierra Revista”.

Aprender te permite brindar mejor servicio y mejores tazas: Claudia Ivette García

About Author /

Comunicando tu negocio con el mundo

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search